- Honestidad Brutal: Calle es tu nombre

Calle es tu nombre



Mentira verdadera: "Existimos porque alguien piensa en nosotros"

Princesas, la última película de Fernando León de Aranoa, es un testimonio que cruza la Calle. Y Calle, en este caso, realmente es Caye (o Cayetana), una prostituta insegura e iluminada a la hora de cerrar el quiosco con una frase. Caye es española y marginal y con su amiga, la dominicana Zulema, salen de sus cuartos en busca de una sola y única noche que las corone para siempre.
Así está planteado Princesas, es un primer plano a dos mujeres que en plena oscuridad sobreviven con los ojos cerrados y que al despertar hacen cuentas para saber cuándo podrán comprar sus sueños. Caye (no encuentro en el cine ni en la literatura un mejor nombre para una puta) ahorra para un implante de senos y Zulema quiere volver a su país y llevarle un camioncito de regalo a su hijo.
Me gustó Princesas porque tiene un guión capaz de llenar tu diario de citas memorables. “Si existimos es porque alguien piensa en nosotras”, dice Caye y después le dice a Zulema que ya llegará el día "que es la hostia" en el que un hombre enamorado la espere a la puerta del trabajo. También es una película con escenas que duelen, que refrescan, que recuerdan. Todo a la vez.
Princesas no es una cinta sobre putas de night club, no es un largometraje iluminado con luces de neón, tampoco resbala en palos encebados. Princesas sale a la Calle y se queda allí. Solo regresa para cambiarse y comenzar de nuevo.
Princesas aún está en cartelera, así que están a tiempo de ir a verla. León de Aranoa también es el director de “Barrio” y “Los lunes al Sol”, otras dos películas que transitan al lado del camino, que hablan pero con voz en off. Es decir, con Princesas cierra una trilogía de fascinación por los malos más buenos.
No confundan a Caye y a Zulema, ellas son putas, pero también son princesas. Y mientras hablan de lo que pueden ser y nunca serán, de fondo aparece un inmejorable Manu Chao, a manera de regalo para quienes lo queremos simple pero rítmico.
Recomiendo Princesas porque no es una película putañera, es un testimonio de dos mujeres, dos heroínas que solo tropiezan con kriptonitas cuando alguien les niega afecto. Ellas, a quienes les pegaron todos sin que hagan nada, también son las "tristes y vacías" de Lavoe o la “media verónica” de Calamaro. Ellas, las de muy poca maldad pero que se cansaron de esperar, son las protagonistas de esta historia.
Me gusta Princesas también porque, de alguna manera tonta y útil, me enteré que a ti también te gustó.

Me llaman Caye (Manu Chao)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Manu es extraordinario, en verdad la musica es el condimento principal de esa pelicula cuya trama no se ajusta en gran parte a la realidad: los españoles no se creen que en Sudamerica nos seguimos vistiendo con plumas y hojas. Pero tiene su lado sentimental y humano, porque hasta las putitas tienen su corazoncito. Veanla.

Elkin

Anónimo dijo...

Esta Princesas es la misma que pasaron en el cable el otro día... o es otra...???

Información completa pues...

Lalo

Pedro Canelo dijo...

Holas,

Sí mi estimado, es la misma Princesas. Una prueba más de que al Perú las buenas películas siempre llegan con retraso (o simplemente no llegan).

Si quieren verla en el cine tienen plazo hasta mañana, miércoles 10 de octubre, en el UVK de Larcomar. A las 9 y 20 de la noche. Será la última función.

Servidos,

Pedro