- Honestidad Brutal: Lucho por ti

Lucho por ti


Mentira verdadera: "Horna nunca será como Yzaga"


La tarde del último domingo, cuando escuchaba las declaraciones de Luis Horna en medio de la fiesta por la clasificación al Grupo Mundial de la Copa Davis, busqué en mis archivos si, solo por asomo, nuestro mejor jugador de tenis había dicho algo tan contundente. El discurso de Lucho fue un potente smash que dejó sin respuesta a todos quienes recién pudimos conocer su verdadero campo de ambiciones.

“Prefiero ser un jugador copero antes que llegar a ser un top ten”.

Allí está Luis Horna, besando la camiseta de la selección peruana de tenis. Allí está levantado en hombros, saboreando el momento que había esperado hace más de diez años, cuando comenzó en el circuito profesional. Su frase es la visión de un idealista, que por primera vez confirma una realidad conmovedora: Luis Horna prefirió la gloria antes que lo efímero de un Grand Slam. Apostó por ser memorable, por estar en la enciclopedia que nuestros hijos leerán cuando tengan que averiguar cuál fue el año bendito en el que dos tenistas (Horna y Miranda)ubicaron al Perú entre los dieciséis mejores equipos del mundo tenístico.

Quedará registrado que un 23 de setiembre del 2007, Luis Horna le ganó al bielorruso Max Mirnyi y que el Perú clasificó por primera vez al Grupo Mundial de la Copa Davis. Bastó una tarde, tres horas y pico, para que lo lograra. Ya no importará si en los próximos cinco años Horna seguirá viajando a tropezones por el mundo buscando ganar un Grand Slam de felicidad fugaz (si al año siguiente no los vuelves a ganar son borrados del puntaje de los jugadores en el ránking ATP).

Ese instante de gloria que había buscado Horna ya está escrito, superó a todos, incluso al capitán Jaime Yzaga, el Grupo Mundial no se lo quitará nadie. Si para algunos de sus críticos, antes de esta Copa Davis, Luis Horna era una suerte de Claudio Pizarro del tenis (por lo cuestionado y por la fama de sobrado). Ahora tendrán que rectificarse y decir que Horna hoy solo puede ser comparado con Paolo Guerrero. En el extranjero con vaivenes, pero con la rojiblanca irreprochables.

Para el análisis quedará el próximo rival, si será posible ganarle, si seremos aves de paso en el Grupo Mundial, si debemos prepararnos de alguna manera especial. Mucha reflexión para tanta alegría. Yo me quedo con el libro de historia, con la foto en la enciclopedia de los hijos que aún no tengo enfocando el abrazo de Horna y el ‘Chino’ Miranda, ese jugador que por ser poco mediático no ha logrado que su evidente talento tome la palabra. De momento prefiero guardarme la lista de posibles rivales, mejor idea me parece hacer una campaña para verlos jugar frente a frente a manera de celebración.

¿Qué les parece?



5 comentarios:

G.L. dijo...

Si juegan yo le apuesto al Chino... para mí es más...

Anónimo dijo...

Para mi buen amigo, Pedriño: Como dices, los que hablaron mal de nuestro Horna, se tendrán que retractar, pues demostró ser mas sencillo que muchos que lo pregonan y aparentan, que hasta cuando pierde, tiene la frente en alto, ya que sabemos que dejó su vida en la cancha, en cada partido, y cuando gana, sabe ser agradecido sin llegar a ser creído por lo que logró (no como muchos deportistas, en especial, los futbolistas). Así como él, tu también has sabido ser apasionado por lo que haces, por la lectura, escritura, desde pequeño (en el cole), nos lo demostraste, siendo persistente, siendo real, y ahora mírate, una de tantas metas cumplidas. Siempre sigue así Pedriño, noble, buen amigo, honesto y leal. Gracias por dedicarnos tu tiempo creando este espacio para poder verter nuestros comentarios. Y que sigan los éxitos. Rocío G. T.

Soldado Malvado dijo...

¿es necesario hacer las comparaciones con jugadores de futbol para un mejor entendimiento?

Soldado Malvado dijo...

¿es necesario hacer las comparaciones con jugadores de futbol para un mejor entendimiento?

Anónimo dijo...

Pedrito, te leo

Mariella M